Cuando en una relación de dos aparece una tercera persona

 

“En el fondo sabía que la intuición no le estaba fallando, y hasta que no se desató la ansiedad y el insomnio, la desconfianza y la inseguridad, no buscó la prueba que lo confirmara la infidelidad”.

Es cierto que cada pareja es un mundo y cada una vive la relación de su forma particular. También es cierto es que hay determinados pilares básicos que en la sociedad occidental mantienen la mayoría de las parejas, o, por lo menos, es lo que se desea tener en un matrimonio o noviazgo, como son la sinceridad, respeto, cariño, confianza y… fidelidad, que más veces de las que creemos es la tarea pendiente, y de la que dependen el resto.

Una infidelidad, poner los cuernos, tontear con una, flirtear con otro, adulterio, dejarse querer, tener una aventura… cada uno lo llama de una manera pero todas llevan a la misma conclusión: el engaño que supone para la otra parte de la pareja.

La tecnología como aliada del infiel

A día de hoy y según fluctúan los cambios tecnológicos que tenemos a nuestros alcance el tener una pareja fiel no es fácil.

Las redes sociales ofrecen contactar con gente nueva, vivir nuevas extecnología aliada del infielperiencias, conocer nuevos lugares y personas, buscar gente con gustos similares, encontrar cibernovio o cibernovia, tener una cita sexual… desde Facebook, pasando por Meeting y llegando a Badoo, en la red encontramos un mar de posibilidades que pueden mermar el resto de pilares que sostienen la pareja, rompiendo con una infidelidad la confianza y el respeto que se necesita en la relación para vivirla de manera positiva.

Las consecuencias ante este hecho no se hacen esperar, y la pareja empieza a resentirse, deja de haber confianza, la sinceridad brilla por su ausencia, incluso a nivel personal la pa
rte engañada se cuestiona su seguridad en sí mismo y puede nacer sentimiento de culpabilidad.

Entonces la pareja comienza una relación tóxica, llena de discusiones y enfrentamientos que intentan dilucidar la verdad.

¿Por qué? ¿Con quien?

Una persona engañada por una infidelidad necesita saber por qué, con quién, cómo y dónde, simplemente para aclararse y encontrar una salida acorde a sus necesidades y a su moral. Aunque, a veces, el saber no les hace sentirse mejor, sí les ayuda a tomar la decisión que crean más conveniente para sí mismos, valorando el hecho teniendo las pruebas en la mano, puesto que cada persona valora las cosas de una determinada manera.

Un equipo de detectives puede sacarte de dudas para aliviar esa desazón que crean tantas sospechas, un nuevo olor en su ropa, un pelo, muchas llamadas y WhatsApp, pocas explicaciones, incluso ropa interior nueva cada vez que va a salir pueden ser síntoma de estar viviendo una vida paralela, en la que una parte, tu parte, sale perjudicada, a fin de cuentas, tu pareja te engaña y eso no es lo que esperabas de tu relación.

Ya despejadas esas sospechabas que te indicaba tu intuición, tendrás de tu mano las pruebas que, por nuestra parte, pueden llegar a identificar el tipo de infidelidad que estás sufriendo y darte datos como:

  • tipo de relación con la otra persona
  • dónde se realizan los encuentros
  • cuántas veces sucede (frecuencia)
  • seguimiento de ruta del investigado
  • comprobación de excusa o coartada.

me-pone-los-cuernos-en-secreto

Si tiene un secreto en la sombra, nosotros te lo contamos.

¿Sospechas? ¿Tienes alguna duda? Contacta con nosotros, el asesoramiento es gratuito.

Quizás te pueda interesar
    ¡No te pierdas nada!

    ¡No te pierdas nada!

    Te enviamos por correo electrónico todas nuestros artículos

    ¡Muchas gracias! te mantendremos informado